jueves, 21 de junio de 2012

TÚNEL DEL ESQUILÓN

Otro túnel que merece toda nuestra atención es el que se conoce como Túnel del Esquilón, municipio de Jilotepec, ubicado a un costado de la carretera Xalapa-Naolinco, adelante de la desviación hacia La Concepción del lado izquierdo.

Se han manejado muchas versiones acerca del origen de este curioso pasadizo pero cronistas e investigadores no se ponen de acuerdo por lo que aquí damos a conocer su verdadera historia, recabada entre vecinos de la zona.

Hacia el siglo XVIII había un pequeño ingenio azucarero en la congregación de El Esquilón pero la última fase del proceso se realizaba en el ingenio La Concepción y como todavía no se trazaba la actual carretera Xalapa-Naolinco se construyó el túnel bajo un cerro que ya contaba con uno natural que casi lo atravesaba.

Pese a ello, mucha gente trabajó para completar el túnel y dejarlo tal y como luce en la actualidad y muchos coinciden en que ya estaba cuando se inició la Guerra de Independencia porque en más de una ocasión fué utilizado por don Guadalupe Victoria para sorprender desde su interior a las fuerzas realistas.

La carretera Xalapa-Naolinco se construyó hasta el siglo XX y se respetó la salida del túnel del Esquilón mientras que del pequeño ingenio sólo quedan las ruinas de algunas paredes y ventanas.

El poblado del Esquilón también es muy chico pero sus habitantes utilizan el túnel para ahorrar más de un kilómetro de carretera así como fuertes lluvias o calor inclemente para dirigirse a otras congregaciones de la región.
Dentro del túnel caben dos jinetes a caballo y en 1993 lo exploramos Jonathan y Jair Yáñez Rodríguez, quien esto escribe y el reportero Norberto Galván de la televisión nacional quien descubrió en su interior una gota dorada que colgaba del techo, pero al no poder alcanzarla procedió a cargar en sus hombros a Jair que era pequeño.

Pese al intento no pudieron tocar la gota ni lograr que cayera al piso del túnel para analizarla y poder dar una opinión acerca de su naturaleza y origen.

Después seguimos adelante con dirección a la carretera Xalapa-Naolinco y llegamos a un sector natural del túnel donde toda su estructura está conformada por grandes rocas de colores que van del amarillo ocre al naranja y esto vale el "boleto de entrada" a tan antiguo pasaje subterráneo por tan sigular belleza.

No hay duda de que en su interior estuvo don Guadalupe Victoria a la postre primer presidente del México Independiente y tal vez por este detalle el túnel debería ser rescatado para constituirse en sitio turístico donde grupos de guías expliquen a los turistas todo lo relacionado con el túnel y su importancia estratégica durante la Guerra de Independencia.

La parte final del pasadizo está restaurada y reforzada con mezcla y piedras colocadas en sus paredes y su bóveda, mientras que el acceso anexo al poblado casi está oculto por el monte y la yerba, pero esto le brinda mayor originalidad.
Procure usted visitarlo, no hay ningún peligro. Mucha gente lo cruza a diario.


José Luis Yáñez y Constancio Murrieta dentro del Esquilón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario