jueves, 21 de junio de 2012

OTROS ANTROS XALAPEÑOS

Poco tiempo después recorrimos en su totalidad un singular túnel de barro, completamente recto de 120 metros de longitud por tres metros de ancho y tres de altura de naturaleza artificial porque su techo y paredes mostraban las huellas de pico y pala.
Se localiza en la colonia El Pocito de esta capital jarocha y la señora Macaria Córdoba Marín quien falleció a los 116 años de edad en una ocasión nos dijo que ella era muy pequeña cuando venía de Omeapan, municipio de Tlacolulan, caminando hasta Xalapa y que el túnel ya estaba construido.

Precisó que lo hicieron para captar las aguas de un manantial interior por lo que cuando lo exploramos tuvimos que hacerlo con agua hasta la altura del ombligo. Además estaba muy fría y corriendo ligeramente desde la parte más profunda hasta la entrada del túnel.

En esa ocasión solicité como elementos de apoyo a socorristas y paramédicos de la Delegación Xalapa de la Cruz Roja y entre ellos iban Jorge Arturo Gloria Carrales, Rubén Martínez Zárate, Saúl Rivera García y Miguel Angel Salgado Peralta.

El día era gris, frío y lluvioso por lo que tiritando efectuamos toda la exploración y al llegar al final del túnel vimos la entrada del tamaño del ojo de una aguja. También visitamos un ramal perpendicular de 40 metros de extensión e iniciamos el retorno.

Por el serio peligro que representaba para los vecinos, años más tarde autoridades municipales clausuraron la entrada del antro y en la actualidad sólo la colonia mantiene el nombre de El Pocito.
Al grupo se unieron dos valiosos y disciplinados prospectos y ellos son Raúl Marín Osorno y Bertoldo Santibáñez Cadena con los que penetramos a sitios subterráneos ubicados en el parque de Los Tecajetes, Paseo de los Lagos del Dique y uno bajo los arriates y fuentes del céntrico parque Juárez.

Respecto al túnel legendario que según la tradición oral comunica al parque Juárez con el cerro de Macuiltépetl, conseguimos permisos oficiales para efectuar excavaciones al pie de la torre incompleta de la Catedral, pero nos pareció que íbamos más allá de lo permitido al dañar la estructura de tan significativo edificio religioso.

No obstante, el presbítero Agustín Fuentes nos dijo que la torre incompleta de la Catedral no se concluyó porque al edificar los cimientos los trabajadores encontraron un túnel de naturaleza volcánica y por miedo a que no aguantara el peso se optó por dejar la torre inconclusa.
Añadió que por eso la banqueta exterior sólo se revistió de ladrillo manzarín en lugar de mosaico de mármol como se tenía previsto.

La presencia real del túnel también se menciona en el libro "Monumentos Coloniales de Xalapa" que para obtener la licenciatura presentó la doctora en historia Ludivina Gutiérrez, quién nos obsequió un ejemplar de su tesis.

Del mismo modo el señor José Robespierre Rosas, propietario de conocida farmacia en la Plazuela del Carbón nos reveló que cuando intentaron construir un sótano para almacenar medicamentos, tuvieron que desistir en la tarea porque vieron un pasadizo natural que seguía la misma dirección de la avenida Revolución.

En el interior de la catedral un sacerdote nos mostró un manantial de agua fresca y cristalina que brota del subsuelo y que se encuentra en un patio afuera de la sacristía.
En plano humorístico los presbíteros lo llaman la "pila de agua bendita" y está perfectamente disfrazada y oculta bajo una piedra labrada de forma elipsoidal.

A la altura de la Cruz de la Misión (Revolución y 20 de Noviembre) otro vecino manifestó que bajo su casa pasa un tramo del túnel, pero por diferencias de horario no fijamos fecha ni hora para conocerlo.
En el cráter del Macuiltépetl alguien nos mostró la pared donde supuestamente finalizaba el pasadizo, formado durante una de las erupciones del propio cerro.

Prueba de lo anterior es la gran cantidad de piedras de obsidiana que se colocaron en el piso de cemento del pasaje Revolución y que se encontraron al hacer los almacenes subterráneos así como la profusión de obsidiana que se localiza en las colonias Predio de la Virgen y Arboledas del Sumidero, así como en la Unidad Infonavit Sumidero, producto de erupciones del Macuiltépetl, auténtico volcán de 1585 metros de altura sobre el nivel del mar.

Estas manifestaciones volcánicas formaron cavernas naturales en las calles de Sayago, Justino Sarmiento y en el patio de una casa situada en la esquina de Pípila y 20 de Noviembre Oriente de Xalapa, Veracruz, México.



Rubén Martínez, Jorge Gloria, Saúl Rivera y Yáñez en El Pocito.

1 comentario:

  1. Hola Jose Luis, nuestro amigo común el psicólogo Erickson a veces me comenta de algunas de sus aventuras. Hace pocos años conoci al responsable del archivo espeleologico del estado, seria interesante interaccionar con el. Dada la abundacia de tbos de basalto en la regióm.

    ResponderEliminar